MOCO ARTIFICIAL


 ¿Qué necesitás?

  • Bórax
  • Cola vinílica de colores
  • Agua

¿Cómo lo hacés?

  1. Prepará una solución de bórax (unas cucharadas de bórax en un vaso lleno de agua hasta la mitad). Tiene que quedar sobresaturada (o sea un poco de bórax en el fondo, sin disolver).
  2. Diluí la cola vinílica en agua.
  3. Agregá la solución de bórax (sólo el líquido, no el bórax que quedó en el fondo) a la cola vinílica diluida. Revolvé vigorosamente.

¿Qué ocurrió?

Estás formando un gel, un material que es mayormente líquido pero se comporta como un sólido.

Por un lado, la cola vinílica contiene moléculas largas y flexibles de alcohol polivinílico y su derivado acetilado (polivinilacetato). El bórax hace que estas moléculas se entrecrucen unas con otras, formando redes que “atrapan” el agua. Esto es lo que le da al moco su consistencia elástica. Cuanto más entrelazadas estén las moléculas, es decir cuanto más bórax se agregue a la mezcla y menos agua contenga, más duro se volverá el moco.